17 abr. 2010

La democratización de la locura

Al ver en facebook todos esos grupos de “estoy loco” o “yo también hago x locuras” me producen, además de rabia, curiosidad. Ya que si lo pensamos bien más del 99% de los douchebags que se unen son absolutamente normales, o mejor dicho, llevan la normalidad al 110%. Toman más de lo normal, hacen mayor cantidad de weas, etc, etc. Pero siguen manteniendo los estándares de normalidad impuestos por nuestra sociedad.

Entonces, ¿Quiénes realmente tienen derecho a llamarse a sí mismo “locos”? Nadie. El solo hecho de autoproclamarse loco te invalida, te transforma en alguien completamente normal, ya que la necesidad de sobresalir, de no ser igual al resto es… normal. Lo que si existen son los excéntricos, esas personas tan individualistas que proclaman ideas que la gente común no entiende, o si es que las creen comprender las siguen como ovejas. Ellos son los verdaderos motores de la historia como decía John Stuart Mill, sin estos curiosos individuos la sociedad se estancaría y el progreso sería imposible.

Nos estamos desviando del tema. No es mi intención alabar a esos genios que mueven la rueda del progreso, sino insultarlo a usted mi querido lector, a usted y a todo su entorno social. Ya que es muy probable que todo la gente que usted conozca es totalmente común, sin ningún rastro de originalidad. Hasta su amigo más artista es un saco de weas más. Realmente dudo que sus conversaciones más filosóficas traten de temas realmente trascendentes. ¿Quiere expresar una idea de forma original, desea demostrar sus sentimientos a través de una canción, su sueño es cambiar el mundo? AJAJAJJAJA absolutamente natural en un ser humano. Usted no es más raro que cualquier otro individuo que su único sueño es tener una familia y plata.

Si después de leer lo anterior su deseo de convertirse en un verdadero excéntrico sigue igual de fuerte déjeme decirle que me agrada su actitud, ya que el único camino a la individualidad total es la lucha contra la adversidad.
Antes de terminar déjame darte dos consejos:

1. Ten cuidado a quien admiras, un verdadero excéntrico es “amo de la pecadora oveja negra y rey de la ciega oveja blanca”
2. Créanme, ningún excéntrico que se admire de serlo se uniría a un grupo de facebook para expresar su “individualidad”.

2 comentarios:

  1. HAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAH

    ResponderEliminar
  2. Yo no soy especial. No soy un excentrico (si es que realmente existen).
    Soy el ser mas normal que existe, miro con desprecio a las multitudes desde las alturas de mi campana (torre) de gauss.
    Y me rio.
    Me rio de lo que sospecho es una delicada burla al articulo ironico, una oda a la "self-help guide", un flymoon al proverbial buen consejo.

    Querer ser un excentrico?
    Tal "querer" tiene tanto sentido como el famoso "querer" ser feliz.
    No tiene ningun sentido, es ridiculo, estupido, azul!

    Concuerdo contigo, que el mundo sea excentrico, que el mundo sea feliz, yo soy YO con letras mayusculas, may the world blow me and then brand me however it wants.

    En las inmortales palabras del loco de la esquina: FUCK THE UNIVERSE!

    ResponderEliminar