27 abr. 2010

Berserk: ensayo I "Los dos mundos"







Dentro de la obra magna de Kentaro Miura se nos presenta un mundo dual; por un lado existe el mundo astral y por el otro el mundo “real” o cotidiano. Ninguno es más verdadero que el otro, solo que existen en planos de percepción distintos. Pero ¿Cuál fue primero? Solo respondiendo esta interrogante podremos adentrarnos más en las profundidades de este peculiar universo; y como este se relaciona y ayuda a explicar con mi teoría de la voluntad.




Mi hipótesis es simple; el mundo humano fue antes que el de los espíritus. Dos detalles nos explican esto. Primero, Ubik (uno de los integrantes de la god hand) después de mostrar a Griffith la escena en que decidió sacrificar a su ejército a cambio de divinidad, le explica que esa alucinación fue real, ya que esa es “la realidad dentro del reino de tu conciencia.”[1] Esta frase debería traer a nuestra memoria los conceptos del biólogo chileno Humberto Maturana, y su postulado de que “todo conocimiento trae un mundo de la mano”[2], esto quiere decir que toda percepción del mundo externo no es experimentado directamente, sino que nuestro sistema nervioso lo recrea en nuestro interior. Por lo que lo “real” no debería ser diferente a lo visto en un sueño.


El segundo detalle que nos permite asumir que el mundo astral nació después que el humano es el hecho que la “idea del mal[3], ser que controla el destino de los hombres a través de la causalidad, es una creación humana, nacida de la angustia existencial del hombre[4]. Por lo que hasta ahora sabemos, esta entidad habitaría en lo más profundo del reino de los espíritus, y se manifestaría en el nuestro a través de los behelits, “gotas de ideas que han salpicado desde este mar a la eternidad; invocados al otro mundo.”[5]

De ambos se desprende el hecho que el mundo astral es una creación de la búsqueda de sentido humana. Para esto debemos comprender el detalle más importante que diferencia al hombre del resto de los seres vivos; solo la posesión de conciencia crea sujeto, sin ella solo existe objeto. Mientras que la inteligencia es una herramienta que solo correlaciona causas y consecuencias; la conciencia busca un sentido, un más allá, a esta correlación. Por eso se dice que todo animal es inteligente, pero solo el hombre es consciente. Por esto el mundo astral solo podría haber comenzado a existir después de que el hombre comenzara a buscar el sentido del mundo. Y como dios (como otorgador del porque) solo puede ser fuera del mundo, ya que si fuera mundo perdería su capacidad de otorgar sentido, el mundo astral vendría a ser la primera forma de entender el universo para los primeros hombres. De aquí provendrían los cuatro reyes elementales y otros espíritus de la naturaleza (trolls, elfos, ogros, etc), ya que no olvidemos que las primeras creencias humanas fueron las que se referían directamente a la naturaleza. Finalmente esta búsqueda daría nacimiento a la ya mencionada “idea del mal” como justificación de la angustia existencial.

La angustia existencial es un fenómeno que nace a causa de la capacidad humana de imaginar un futuro y de revivir el pasado, haciendo que el presente contenga inseguridad y decepción. Esto genera los tres problemas de la existencia:
1.      Conciencia de la muerte: el hombre se percata que la vida está condenada a terminar. La cercanía del fin causa sufrimiento a futuro;
2.      Conciencia de la vida: el individuo ve como la vida no solo tiene un fin, sino que es en su mayoría sufrimiento;
3.      Conciencia de la convivencia: nos percatamos que la coexistencia humana no es más que un juego de intereses, que en realidad cada individuo busca su propio beneficio. Y a causa de esto, las relaciones humanas solo desencadenan más sufrimiento.

Para combatir estos tres sufrimientos la humanidad creo la figura de dios como justificación del mundo, y dentro de este manga el clamor constante por una excusa para seguir viviendo a pesar de lo miserable que es la existencia genero a la ya mencionada entidad, encarnación de los sentimientos negativos del hombre. En palabras del autor: 





 Por lo tanto podemos decir con seguridad (hasta que miura no diga lo contrario por supuesto) que el mundo astral, junto a todo su contenido, es una creación, un reflejo de la conciencia colectiva humana. La encarnación de los arquetipos y del subconsciente de la humanidad entera.[6] Teniendo esto en cuenta nos podremos adentrar sin miedo en la profundidad y complejidad de esta obra maestra, que de completarse, será incluida entre las grandes piezas de la literatura universal. Bienvenidos a Berserk.



[1] Tomo 12 p. 183
[2] Maturana. El árbol del conocimiento
[3] Una aclaración. Toda referencia a la idea del mal no puede ser considerada canon. Miura ordeno que el capítulo de su aparición fuera retirada del mercado por considerar que revelo demasiada información antes de tiempo.
[4] Cf. Capitulo perdido
[5] Tomo 13. P. 69
[6] Como veremos la obra complete está impregnada de las ideas de Freud y de su discípulo Jung.

1 comentario:

  1. Hahahahahahahaaaa! weon, te despedazaron en EG! Hahahahahaha! Se demoraron 2 minutos!
    Hahahahahahha!
    aaaah.
    Ahem.
    No estoy enojado, wn, estoy triste.
    Hmpppfffahahahahahahahahahahahahahahaaaaa!
    ahem, ahem.
    Cough.
    Sorry. Me parecio hilarante, sorry.
    Yo que tu empezaria a aplicar un poco a Espinoza, weon, lo de las unica sustancia. Eso me tinca bastante mas interesante, aunque tu hibrido Platonico-Jungiano tambien promete si lo desarrollas con mas cuidado.
    Te he dicho, son exigentes.

    ResponderEliminar